viernes, 4 de enero de 2013

El Predador


Existe un tema inquietante de abordar, y que parece ridículo en un primer análisis.

Si observamos la naturaleza podemos ver un ciclo en el que todo se alimenta de otro ser vivo y a su vez es comida para otra especie, excepto el hombre, que colocamos en la cima de la pirámide alimenticia, disponiendo de todos los recursos y sin ningún ser que lo ponga en peligro.

No obstante existen ciertas opiniones en contra que, si bien no son muy conocidas, nos recuerdan un mundo como el que aparece en la película Matrix.

En esta línea podemos mencionar los relatos chamanísticos de Don Juan., concretamente en el libro El Lado Activo del Infinito. En el se asevera que una raza de predadores se alimenta de la conciencia de cada hombre. Este predador llamado volador es una sombra que se mueve a saltos y que no nos es del todo invisible, sobre todo en la oscuridad, pero que de pequeños aprendemos a no prestarle atención ya que los adultos no lo ven. Don Juan afirma en el libro que para tenernos controlados el volador nos dio su propia mente, a través de la cual nos controla y nos da nuestro sistema de creencias. A través de ella introduce ideas en nuestra mente que acrecientan nuestra conciencia, y luego la devora. De ahí la diferencia entre el potencial de la mente del hombre y su ridículo sistema de creencias que vendría impuesto desde el exterior.

En el Cuarto Camino (Gurdjieff, Ouspensky, etc.) aparece otra teoría que afirma que la Luna es un planeta en fase de crecimiento, y que la vida orgánica sobre la Tierra es su alimento. Cuando un ser vivo muere sus energías sutiles son absorbidas por la Luna, por lo que la Luna se alimenta de nosotros una vez morimos.

Para encontrar una ligazón entre estas dos teorías, debemos acudir a La Doctrina Secreta de H.P. Blavatsky. En el libro tercero se dice - ¿Quiénes son los “Señores de la Luna”? En la India son los llamados Pitris o “Antecesores Lunares”, pero en los manuscritos hebreos es Jehovah mismo el “Señor de la Luna”, colectivamente como la Hueste, y también como uno de los Elohim.- . Más adelante se afirma que existen 7 clases de Pitris y que fueron concretamente los Agnishvâttas los que dotaron de mente al hombre. Blavatsky afirma que estos seres rehúsan crear el cuerpo del hombre y solo le dan su mente, y que por ello se ha degradado a estos dioses en demonios en las diferentes religiones, ya sea el cristianismo, el zoroastrismo o el brahmanismo. La Doctrina Secreta, no obstante  los define como Ángeles de Luz, y como una fuerza benefactora. Es en cualquier caso un tema curioso sobre el que meditar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada